El estado islámico es un grupo de simpatizantes de las tradiciones del Islam, su misión es acabar con los que estén en contra para poder restaurar esta orden.

Al principio recibían el nombre de Al Qaeda porque eran una unidad de ella que posteriormente logra separarse para constituirse como el grupo islámico que lleva por nombre estado islámico.

Su orden territorial está básicamente en Irak y Siria. Aunque posee afectos alrededor del mundo firmes a estas creencias.

Actualmente su lucha ha sido devastadora, un ejemplo claro en  Siria donde la destrucción de 80% de la infraestructura no se puede ocular, eso sin contar las innumerables pérdidas humanas.

Su desprecio por las tradiciones occidentales ha sido reflejado en la destrucción de monumentos importantes para la historia de la humanidad, un ejemplo claro de este es del museo de Mosul, el segundo más importante de Irak.

Economía del Estado Islámico

Este grupo terrorista tiene una economía sostenible en el venta del petróleo, por cual motivo los expertos ponen como causa abrupta de la baja del precio de petróleo de 100€ a 50€.

Con esto ven que le dan un fuerte ataque al grupo, para disminuir su poder adquisitivo en armamento.

Pero aun así este ha logrado en la actualidad subsistir transportándolo a las fronteras de Turquía el cual se lo compra a un precio de 30€.

Reacción Internacional

En el 2015 el presidente Barack Obama, propuso salvar a las fuerzas de Irak de un Colapso, ya que afirmaban que el dominio de territorio de Irak y Siria por parte del grupo terrorista causaría un infierno.

Mientras que el gobierno de Rusia expreso su apoyo total al gobierno de Irak, declarando que no permitirá el avance de grupos terroristas por territorio occidental. Para tal fin entrego aviones Sukhoi Su-25, además de información satelital.

De igual forma Siria siendo uno de los territorios más afectados por el estado Islámico se ha coordinado con Irak para el bombardeo en junio del 2015 a las bases ubicadas en Raqqa y Hasaka, ubicadas dentro de territorio Sirio.

Desprecio por el Occidente

Este grupo tiene como fin acabar con el territorio de Occidente, principalmente para ampliar su califato. Pero todo tiene un fin y una causa.

Para el Estado Islámico todo este territorio son infieles y no creyentes de la palabra de Alá y todo el territorio está lleno de prácticas diabólicas.

Para este grupo la religión que ellos predican es muy importante, por lo que ven como inapropiado el liberalismo con el que ve a las otras naciones. Como el de permitir muchas cosas que para Alá están prohibidas.

El insulto que ellos sienten por el ataque hacia sus creencias es muy elevado, que ha traído como consecuencia tanto actos de violencia sangrientas.

Este grupo asegura que las situaciones políticas ocurridas en territorio extranjero no es su motivación principal. Y que su meta es recuperar cada territorio invadido, mientras exista un pedazo de tierra y un musulmán de pie la defenderán para poder propagar el poder del Islam.